Viveros Van den Berk
choose your language:
 

Producción sostenible

“Estoy orgulloso de que seamos una de las pocas empresas que producen oxígeno en vez de CO2.” (Pieter van den Berk)

duurzame-productie_2-2-1

Los árboles son un producto vivo y una producción sana y sostenible que solamente puede ser continuada si se hace en buena armonía con la misma naturaleza. En la empresa se da mucha importancia a una producción sostenible y consciente con el medioambiente.  
La empresa no solamente cumple ampliamente con las normativas pero también ha reducido a un mínimo la aplicación de pesticidas por hectárea y actualmente tiene uno de las más bajas aplicaciones por hectárea. La flora y fauna cuentan así con todo el espacio. Las parcelas cuentan con una rica vida de insectos y ofrecen lugares para anidar y encontrar alimentos para muchas diferentes especies de pájaros y demás animales. En relación a lo mismo Van den Berk colabora también con investigadores en el terreno de la calidad del aire. PPO, la agencia de investigación de la Universidad de Wageningen, recientemente llevó a cabo una investigación sobre la aportación al medioambiente de los árboles en el vivero. Uno de los resultados es que un árbol de un tamaño de 50/60 acoge más o menos 20 veces más CO2 que un árbol del tamaño 16/18. Lea más sobre este tema en la guía de árboles 2009-2010

Viveros Van den Berk aplica las siguientes medidas medioambientales para cumplir con el objetivo de la empresa para producir duraderamente:  

Normas para el suelo:
Entre todos los cultivos se siembra, durante una temporada de crecimiento, un abono verde que mejora la estructura, por ejemplo, abono sideral.
Para abonar las parcelas se usa casi exclusivamente estiércol orgánico procedente de vacas y cabras o con abonos compuestos.
Se trituran desechos de poda, una parte de ellas se elabora directamente en el suelo de modo que se origina un buen contenido de elementos orgánicos. Al descomponerse estos restos de madera el nitrógeno, el cual está en el suelo, no se erosiona. El nitrógeno se libera posteriormente y más lentamente y es absorbido poco a poco por los árboles.  

Normas para el cultivo:
Los árboles son plantados a distancia entre sí. Así pueden desarrollarse óptimamente y se puede sembrar hierba entre los árboles de modo que se crea un apropiado medio ambiente de vida para las diferentes clases de insectos y otros animales.
Debido a dichos insectos hay muchos enemigos naturales entre los árboles; consecuentemente se crea así un equilibrio natural y las plagas no tienen muchas posibilidades por lo que de esta manera se necesitan utilizar menos pesticidas.
Las plagas que se presentan son combatidas muy selectivamente, de modo que se aplican también menos pesticidas que antes.
En los lugares donde crece la hierba crecen pocas malas hierbas y en aquellos lugares no hay que pulverizar, o sea no se sobrecarga al medioambiente.
A las orillas de las zangas se mantienen zonas sin pulverizar.   

Utilización de materiales:
Los árboles se desarraigan y embalan con materiales naturales tal como yute y coco. Los mismos se desintegran biológicamente y así no se daña al medioambiente.
Usamos papel FSC para la correspondencia, para la guía de los árboles y las demás publicaciones.
Separamos los desperdicios y papel.  

Normas paisajísticas:
Para que los viveros se integren de la mejor manera posible en su entorno, hemos organizado y decorado diferentes departamentos. Algunos ejemplos de ellos son las alamedas de madera, sauces desmochados, charcas para sapos, mezclas de flores silvestres.
Una plantación variada, diversidad en las parcelas.

Un momento, por favor