Calidad

Un árbol solo puede crecer bien en su lugar definitivo cuando el suelo y el subsuelo son de la mejor calidad. Un cepellón compacto y de raíces densas es esencial. En Viveros Van den Berk los árboles se transplantan con regularidad para estimular el nacimiento de nuevas raíces capilares de modo que se forme un sistema de raíces finamente ramificado. Van den Berk ha desarrollado para la extracción y transplante de árboles de gran tamaño, una transplantadora gigante. Esta máquina puede formar cepellones de hasta 250 cm de modo que también en los árboles de gran tamaño se puede garantizar un buen equilibrio entre las partes que están por encima y por debajo de la superficie.

Corona equilibrada
La poda correcta, intensa y controlada hará que la corona se forme de un modo bien equilibrado. Van den Berk es conocido por sus árboles de coronas ramificadas densas con claras ramas principales laterales. Estas coronas forman una base sólida para el crecimiento futuro del árbol. Los árboles pueden crecer hasta convertirse en hermosos ejemplares adultos que darán pocos problemas en el futuro. En los árboles de gran tamaño la corona definitiva ya se ha formado en el vivero casi completamente. Estos árboles tienen menos necesidad de ser atendidos y podados, una vez plantados de nuevo en su lugar de destino. De este modo, se reducen los gastos de mantenimiento y, al mismo tiempo, los árboles dependen menos de la calidad y la frecuencia de los turnos de poda.
Un momento, por favor